Roma ofrece tanto que ver que agotar todas sus atracciones turísticas es casi imposible. Pero si te empieza a picar el gusanillo de viajar, lo mejor es que te plantees hacer una excursión. Escapa por un momento del bullicio de la capital. Dile adiós al irritante jaleo de las concurridas calles de Roma. Al zumbido de las vespas. A los gestos expresivos de los italianos. Y a las muchedumbres que paralizan las calles del Centro Storico. Dile adiós a la Roma como centro del bullicio por un instante. Puedes hacer excursiones desde Roma en tren para ver las maravillas que rodean la ciudad. O puedes ir un poco más allá y tener unas pequeñas vacaciones dentro de tus vacaciones. Por ejemplo, puedes visitar Florencia en un día. O Nápoles, o Pompeya. Son lugares asequibles en tren para hacer excursiones cerca de Roma.  

Ostia Antica

ostia antica

Ostia Antica se fundó en el siglo IV a.C. Era una ciudad portuaria situada en la desembocadura del río Tíber. En latín, ostium significa “desembocadura”, y de ahí su nombre. Cuando el Imperio Romano comenzó a decaer, la ciudad se fue desmoronando con él. Es una de las excursiones desde Roma que más merece la pena realmente: es la segunda excavación más grande de Italia después de Pompeya.

Qué hacer

Scavi Archeologici di Ostia Antica

Recorre la principal calle de la antigua ciudad, Decamanus Maximus, donde se sitúan los principales edificios. Un punto importante es el Thermopolium, un antiguo restaurante, como observarás en el fresco de la pared que expone el menú. Asegúrate de visitar los impresionantes baños de Neptuno con los intrincados suelos de mosaicos. Tampoco puedes perderte el anfiteatro y el impresionante capitolio, que una vez fue el centro religioso de la ciudad.

Cómo llegar

Para llegar desde Roma a Ostia puedes coger un tren suburbano que te llevará en 30 minutos hacia el este de la capital. El precio de los billetes es prácticamente simbólico. También están incluidos en los bonos de transporte de Roma. La parada para bajar es Ostia Antica.

Tívoli

Tívoli fue en su momento un lugar de escapada para los romanos más ricos. Era un sitio tan popular que incluso el Emperador Adriano se construyó una enorme villa para él. Aunque el tiempo ha pasado, sigue siendo un lugar estupendo para aquellos que quieren un descanso de la agitada Roma. Esto hace de la escapada a Tívoli una de las excursiones desde Roma más revitalizantes. ¡Siéntete como un auténtico local!

Qué hacer

Villa adriana

emperador adriano

Se construyó en el siglo II, y es considerada el mayor logro artístico del Emperador Adriano. Lo que empezó como una casa de campo se fue transformando poco a poco en el lugar desde donde dirigía Roma. Actualmente es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Estas ruinas son las que mejor se conservan de toda Italia. Además, el estilo arquitectónico de la villa refleja los viajes del Emperador a Egipto, Grecia y otros lugares. Una de las principales atracciones es el Teatro Marino, que era el lugar de retiro privado de Adriano. A los más aficionados a la historia seguro que les cautivan las delicias arqueológicas del lugar. Pero para los que no sienten esta pasión por la historia, la villa adriana también es un lugar muy recomendable. Todo el espacio está al aire libre, y caminar por las ruinas y la historia que esconden (aunque no te sea muy familiar) con el sol brillando es algo maravilloso. Estas excursiones desde Roma son muy recomendables para todos los gustos: Tívoli ofrece paz, tranquilidad y cultura.

Villa de Este

visitar florencia en un dia

Los jardines son la principal atracción de este palacio renacentista. Nada que ver con ese parche verde que tienes en tu patio. Pero las comparaciones no son justas: es uno de los mejores prototipos de jardines renacentistas del mundo. Camina bajo la sombra de los árboles, entre los caminos llenos de hojas. Admira todo el esplendor de este exquisito lugar. También hay unas fuentes increíbles que no te dejarán indiferente. Por ejemplo, las fuentes Oval y Rometta, que están conectadas con las Cien Fuentes, te dejarán sin palabras.

Cómo llegar

Esta es una de las excursiones desde Roma más sencillas. Cada 15 minutos sale un tren desde la capital hacia Tívoli, desde la estación de Termini. El viaje dura entre 35 minutos y una hora, dependiendo de la línea en que viajes. Y los billetes cuestan tan sólo 2,60€. ¡Una ganga!

Cerveteri

La ciudad provincial de Cerveteri se encuentra a 35 km hacia el suroeste de Roma. Antes del auge del Imperio Romano, Italia estaba habitada por diferentes tribus. Los etruscos eran una de ellas, y poblaron la mayor parte del centro de Italia. No obstante, esta enigmática tribu sucumbió ante el inevitable esplendor del Imperio, y poco a poco fue desapareciendo. Pero en Cerveteri aún se conservan algunas ruinas arqueológicas. Esta excursión te dará la oportunidad de adentrarte en una de las culturas más antiguas del mundo.

Qué ver

Necrópolis de la Banditaccia

excursiones cerca de roma

La Necrópolis de la Banditaccia pertenece también al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Comúnmente se la conoce también como “la ciudad de los muertos”. La razón de esto se encuentra en su disposición, que imita a la de las ciudades. Hay calles y plazas, y las tumbas se agrupan en lo que parecen barrios. Algunas de las cientos de tumbas que hay datan del siglo VII a.C. Los arqueólogos e historiadores han podido comprender mejor la organización de la sociedad etrusca a través del estudio de este lugar. Caminar entre las tumbas es un experiencia inolvidable mientras te maravillas con la organización del lugar.

Museo Nazionale Cerite

En el Centro Storico de la ciudad se encuentra el Museo Nazionale Cerite. Alberga exhibiciones ordenadas cronológicamente de la historia de la ciudad etrusca. Es un complemento indispensable para comprender bien la necrópolis. Así que, asegurarte de visitarlo también.

Cómo llegar

Para llegar a Cerveteri desde Roma puedes ir en el tren que se dirige a Marina di Cerveteri, desde la estación de Termini. El trayecto dura aproximadamente 44 minutos, aunque hay otros trenes más rápidos. Suele haber trenes directos, aunque con algunas líneas tendrás que hacer cambios. Una vez en Marina di Cerveteri, la línea de autobús número 25 te llevará en 20 minutos a Cerveteri. Es también una de las excursiones desde Roma más asequibles y rápidas, para hacerla en un día.

Nápoles y Pompeya

excursion de un dia

Todo el mundo conoce las ruinas de Pompeya, con los restos de personas cuyas vidas se petrificaron mientras dormían. La gran obra del Monte Vesuvio. Pero, ¿qué pasa con Nápoles? Los griegos que se asentaron en el sur de Italia fundaron esta ciudad. Pronto se convirtió en una de las ciudades más ajetreada del país, con uno de los puertos más importantes, y su estatus aún perdura. La prosperidad de Nápoles se basa en su riqueza cultural, su deliciosa gastronomía y sus maravillas arquitectónicas. Dale un poco de vida a tus vacaciones romanas, y dirígete al sur: Nápoles te espera. Es de las excursiones desde Roma más enriquecedoras, completas y… ¡deliciosas!

Qué hacer

Consigue un poco de pizza

excursiones cerca de roma

Si vas a hacer una excursión a Pompeya vas a necesitar mucha energía. Incluso si no vas a las ruinas, tampoco querrás perderte esto. La pizza se inventó en Nápoles. Eso es, las excursiones desde Roma a esta ciudad sureña quieren decir un viaje al lugar de nacimiento de la pizza. Los napolitanos se toman su pizza muy en serio. La calidad es la clave. Así que, está prácticamente garantizado: cualquier porción de pizza que pruebes en este lugar será increíble. Se dice que en la Antica Pizzería da Michele, cuyo origen se remonta a 1800, sirve una de las mejores pizzas del mundo. Se ciñen a las variedades más tradicionales: margaritas con mozzarella de búfala fresca y marinara sin queso.

Palacio real de Capodimonte

Se encuentra en lo que originalmente era un pabellón de caza. Fue diseñado y mandado construir por Carlos VII de Borbón. Actualmente es la mejor galería de arte del sur de Italia. Carlos VII heredó de su madre muchas de las obras obras que adornan las paredes. Puedes encontrar obras de Caravaggio, Botticelli, Tiziano, entre otros. Incluso puedes ver obras de Andy Warhol, aunque no son parte de la colección original de Carlos VII, obviamente. Las obras se encuentran repartidas entre tres pisos, con 160 salas. Así, la galería es un plan perfecto para ver por la mañana, y por la tarde, puedes ir a Pompeya.

Pompeya

excursiones desde roma

Tan sólo el nombre ya enciende la admiración. Sin lugar a dudas, es el lugar arqueológico de mayor renombre en todo el mundo. A la gente le gusta pasear por sus calles, buscando las ruinas de una ciudad destruida, pero conservada en casi perfectas condiciones.

Pasea por las antiguas calles de la ciudad y contempla algunas de las maravillosas ruinas. Visita el Jardín de los Fugitivos para ver los moldes de aquellos que no pudieron escapar vivos. Luego, dirígete a la Villa de los Misterios para admirar algunos de los frescos que se han conservado y cuyos colores aún brillan hoy en día. Contempla las casas de mil años de antigüedad y observa los baños termales, y, por supuesto, no te olvides del anfiteatro. Hay muchas cosas que ver en este lugar.

Cómo llegar

Para ir desde Roma a Pompeya tienes que pasar por Nápoles. Así que será una oportunidad única incorporar a tu excursión una visita a la ciudad portuaria también.

La estación de Termini en Roma conecta con la estación central de Nápoles. Cada 30 minutos salen trenes. Si viajas con los trenes frecce de Trenitalia, se tarda aproximadamente 70 minutos. Los billetes suelen costar 19,90€ por trayecto si los compras con antelación. También puedes comprarlos el mismo día, pero ten en cuenta que te cobrarán la “tarifa base” de 44€.

Para visitar estas impresionantes excavaciones, visita que debería ser obligatoria, ve hacia el primer piso de la estación de Nápoles Central. Dirígete hacia la estación circumvesuviana, bajando las escaleras.

Desde este punto salen trenes cada 30 minutos hacia Pompeya. Los billetes cuestan 3,20€ y se tarda aproximadamente 35 minutos en llegar a las ruinas.

Orvieto

antigua roma

Orvieto se encuentra entre Florencia y Roma, en lo alto de una montaña volcánica en la región de Umbría. Es una pequeña gema bañada en historia. Durante la Edad Media la ciudad sobresalió por su gran riqueza y belleza. Y así continuó hasta el Renacimiento. En la actualidad es una mezcla de distintas exquisiteces arquitectónicas. Es conocida por sus maravillosos vinos blancos y algunos dicen que es donde se originó la carbonara. No te pierdas una de las excursiones desde Roma más desconocidas, déjate llevar por tu espíritu de explorador.

Qué hacer

Duomo de Orvieto

Sin lugar a dudas, la obra más importante de esta ciudad es su Duomo. Esta catedral no tiene nada que envidiar a las basílicas de San Marcos y San Pedro. Se puede decir que su fachada es la más impresionante de toda Italia. Está cubierta por un arcoiris de frescos y el brillo de mosaicos dorados. Es una delicia hipnótica. Se tardó 30 años en planificar el edificio. ¡Y 300 para construirlo!

Dentro encontrarás dos capillas. La primera, la capilla del Milagro de Bolsena, alberga un corporal (paño blanco usado durante la eucaristía) del siglo XIII manchado de sangre. La historia cuenta que durante un servicio de un cura que no creía en la transustanciación, la hostia manchó de sangre el corporal. En la segunda capilla, la de San Brizio, encontrarás los frescos de Luca Signorelli que representan escenas religiosas y de la apocalipsis.

Vino blanco y Carbonara

antigua roma

Orvieto se pierde a menudo entre los destinos italianos más populares por sus vinos, como Montepulciano y Módena. Pero esta pequeña ciudad ofrece una gran variedad de vinos blancos. Normalmente son vinos más suaves y sutiles que combinan bien con la comida. Tienen toques florales y amielados. Muchos productores locales, como Decugnano dei Barbi, ofrecen visitas temáticas de vino a su impresionante finca en lo alto de la montaña. Podrás degustar algunos vinos deliciosos con sabrosos tentempiés.

También, muchos consideran que Orvieto es el lugar donde nació uno de los platos más populares de Italia: la carbonara. El plato consiste en sabrosos pedazos de guanciale (chacina italiana) mezclados con spaghetti y con huevo batido por encima. El restaurante Mezza Luca sirve una de las mejores carbonaras del país. Y adivina con qué la sirven: vino blanco.

Cómo llegar

El viaje desde Roma a Orvieto es un trayecto de tan solo 120 km hacia el norte. Hay trenes que conectan las dos ciudades con bastante frecuencia. El viaje suele durar un poco más de una hora. Puedes ir tanto en los frecce de alta velocidad como en tren regional. El viaje en este último dura como 10 minutos más. Los precios pueden variar entre 7,80€ y 17,50€.

Una vez en Orvieto, para llegar a la parte antigua de la ciudad debes tomar el funicular. Es un tren que lleva a 75 pasajeros por una pendiente muy inclinada de 157 metros de distancia. Los billetes cuestan 1,30€.

Florencia

tour desde roma

Para hacer una de las mejores excursiones desde Roma, debes ir a Florencia. Esta ciudad norteña es la capital de la Toscana, y el lugar de origen del Renacimiento. La ciudad rebosa cultura y hay muchas cosas que hacer. Estar en Italia y no aprovechar la oportunidad de ver el skyline florentino coronado con la maravillosa cúpula del Duomo debería ser un pecado.

Qué hacer

Piazza del Duomo

La Piazza del Duomo alberga las mayores atracciones turísticas de la ciudad. En esta plaza encontrarás el Duomo, la impresionante catedral de Florencia. En la parte superior se encuentra la maravilla arquitectónica que es su cúpula. Asegúrate de verla desde el interior y subir los 463 escalones para poder disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. En esta plaza también encontrarás el magnífico campanario de Giotto y el impresionante baptisterio con sus extraordinarias puertas de bronce. Enfrente del Duomo está el Museo dell’Opera del Duomo, que alberga fantásticas obras de arte de artistas como Miguel Ángel y Donatello, entre otros.

Piazza della Signoria

Si caminas un poco desde la plaza del Duomo encontrarás esta otra plaza que ofrece aún más cosas que hacer. Lo más importante es la Galería Uffizi. Aquí se halla la mayor colección de arte renacentista del mundo. Se reparte entre las 101 salas de los dos pisos de la galería. Las obras más destacadas son el Retrato del Papa León X con dos cardenales de Rafael, y el Nacimiento de Venus de Botticelli.

También se encuentra aquí el Palazzo Vecchio. Las excursiones de Roma a Florencia en tren siempre incluyen una visita a este espectacular palacio-fortaleza. Aún hoy en día acoge los grandes poderes de la ciudad: el consejo municipal y el ayuntamiento. En su interior se encuentra la escultura de Miguel Ángel el Genio della Vittoria. También tiene muchas salas con los techos pintados y una gran colección de mapas del siglo XVI.

Gelato  

visitar florencia en un dia

Y no olvides que Florencia es también el lugar de origen del gelato: el cremoso y dulce postre que es mejor que el helado. Así que, si aún tienes dudas sobre cuál de estas excursiones desde Roma hacer, piensa en un delicioso cono de gelato. ¡A lo mejor te despeja las dudas! Es muy difícil moverse por Florencia sin que te topes con una gelatería. Así que puedes prepararte para hacer un tour del gelato y así descubrir el mejor de todos. Incluso, si te interesa, muchos lugares ofrecen clases de cómo hacer el gelato tú mismo. Lo mejor de todo es que, cuando ya hayas terminado de hacerlo, podrás comer lo has preparado. Aunque no dispongas de todo el tiempo que requiere esta ciudad, esta escapada a Florencia es de las excursiones desde Roma que no te dejarán indiferente.

Cómo llegar

Desde la estación de Termini en Roma salen muchos trenes con destino a Florencia. Los trenes frecce te llevarán a la capital de la Toscana en menos de 90 minutos. Los trenes regionales tardan un poco más. Si reservas los billetes con antelación suelen costar 19,90€, y serán más caros si los compras el mismo día del viaje. Para más información sobre este viaje echa un ojo a nuestro anterior artículo.

Aquí tienes nuestras 7 excursiones desde Roma en tren. Tómate un día para descansar del ajetreo de la capital italiana. ¡Hay un montón de lugares geniales para explorar muy cerca!

Comentarios