Cuando te buscas en el vasto mundo de internet ‘qué ver en Florencia’ o ‘arte Italia’, la galería Uffizi saldrá a la superficie. Es uno de los museos más importantes de Italia que recibe millones de visitas al año. Además también es considerada una de las colecciones de arte más impresionantes del mundo. Pocos visitantes en Florencia dejan pasar su oportunidad para explorar el museo. Ya seas un entusiasta del arte o no, la galería te va a impresionar, seguro.

La galería se encuentra en el palacio de los Ufizzi, que, curiosamente, tiene forma de U. Está en el centro de la ciudad, y comprende 93 salas repartidas en dos pisos. Prepárate para absorber mucha información y arte. Antes de ir es recomendable saber un poco de la galería. Y, por supuesto, es muy conveniente planificar la visita. Con esta guía podrás organizar bien tu viaje.

Un poco de Historia dela Galería Uffizi

palacio de los uffizi

Pocos son conscientes del origen de este impactante edificio, conocido ahora como Galería Uffizi. Su historia se remonta a 1560, con Cosme I de Médici, el primer Gran Duque de Toscana. Este dirigente quiso construir unas nuevas oficinas (uffizi en italiano) administrativas para los oficiales florentinos. La idea original dista mucho del museo que conocemos hoy en día.

Demolición antes de la Creación

Los Médici gozaban de un prestigio y poder estables durante esa época en Florencia. Por esto Cosme pudo permitirse tal empresa. Encomendó la tarea a Giorgio Vasari, uno de sus artistas y arquitectos favoritos. Su diseño es el que admiramos aún hoy en día. Pero para hacer hueco al complejo de las uffizi, algunos edificios colindantes tuvieron que ser demolidos. Por ejemplo la iglesia románica de San Pier Scheraggio. Todavía se pueden ver algunos restos de la fachada en el suelo en Via Della Ninna, frente al Palazzo Vecchio.

No obstante, la nave principal de la iglesia fue conservada. Y se emplearon algunos elementos para la construcción del edificio que se pueden observar cerca de la entrada. La mayor parte de estos restos se encuentran en la Sala de San Pier Scheraggio. Pero sólo se abre al público en celebraciones y eventos especiales.

Los secretos de Vasari

Vasari no sólo construyó estas poderosas salas y opulentos espacios para las oficinas. También levantó un pasillo clandestino. Este pasadizo secreto conectaba Uffizi con el Palazzo Vecchio, el Palacio Pitti y la iglesia de Santa Felicita. Se construyó para celebrar la boda del hijo de Cosme, Francisco. Así, la familia Médici podría moverse desde su residencia a Uffizi sin tener que caminar por las calles. Sin mezclarse con el público general.

La contribución de Vasari a la estructura y la fachada del edificio fue crucial. Desafortunadamente, las obras se alargaron más de 20 años, y no vivió para ver los resultados. Tras la muerte de Vasari en 1574, otro gran arquitecto, Bernardo Buontalenti, asumió el proyecto, terminándolo unos años después.

Orígenes de la Galería

Tras la muerte de Cosme, Francisco I de Médici en 1581 asumió el título de Gran Duque de Toscana. Quiso reservar el piso superior del ala este de Uffizi para la propia galería de los Médici. En ella se expondrían estatuas, pinturas y objetos preciosos. En el centro de este inigualable museo privado había una sala octogonal. Era la Tribuna y representaba los cuatro elementos con piedras preciosas, mármol y conchas.

Sin embargo, lo que empezó como un capricho se convirtió en una tradición. La colección crecía cada año. Cada miembro de los Médici aportó su granito de arena hasta el final de la dinastía en el siglo XVIII.

Ana María Luisa de Médici, la última de la dinastía, escribió el destino de estos tesoros. Se aseguró de que estas obras de arte coleccionadas durante siglos nunca salieran de Florencia. En su testamento dejó la mayor parte de la colección al Estado de Toscana. Pero con una condición: que nunca salieran de la región. Debían permanecer para “decorar el Estado, de utilidad para el público y para atraer extranjeros”. Su idea era crear una galería pública para compartir la riqueza del arte con todo el mundo.

Apertura al Público

galeria de los uffizi

La galería se abrió al público 16 años después de su muerte, en 1769. Se hizo por la iniciativa del Gran Duque Leopoldo II, quien asumió el poder de Toscana bajo la Casa de Lorena. Esta dinastía se mantuvo en el poder hasta la unificación de Italia en 1860.

Leopoldo II era un gran entusiasta y mecenas del arte. Además de la Galería Uffizi, también fundó y abrió la Galería de la Academia, donde se encuentra el David de Miguel Ángel. Reorganizó la colección de Uffizi según los diferentes tipos de arte, siguiendo los criterios científicos de la Ilustración.

Por ejemplo, separó los cuadros científicos de los puramente artísticos. Se colocaron en su propio Museo de la Zoología y la Historia Natural, también llamado como “La Specola”. Pero, para hacerte una idea más aproximada de la grandeza de la colección de los Médici hay que ir más allá de Uffizi. Tienes que visitar más museos en Florencia y recorrer la Toscana.

Proyecto Nuovi Uffizi

Desde aquel entonces la Galería Uffizi es una visita obligatoria. La encontramos siempre en las listas de ‘qué ver en Florencia’ o ‘qué hacer en Italia’. Hoy en día, el destino del museo se centra en el proyecto ‘Nuovi Uffizi’. Con él se pretende modernizar todas las salas y construir una nueva entrada diseñada por Arata Isozaki.

Las obras ya han dado comienzo y han conseguido duplicar el espacio de exhibición. Los visitantes ya notan las mejores condiciones que esto ha conllevado. Además, las colecciones se han organizado según períodos artísticos o en función de temas relacionados. Pero la renovación de las Nuovi Uffizi está resultando algo lenta. La junta del museo decidió no cerrar al completo las instalaciones durante las obras. Así, el museo se está renovando con nuevos espacios, más luz, aire acondicionado y mayor seguridad, pero paso a paso. Puede resultar un poco molesto a veces. Pero definitivamente es mejor que viajar a Florencia para descubrir que la galería está completamente cerrada.

Lo más destacado de la Galería Uffizi

Actualmente, esta colección de renombre internacional cubre un gran espectro de la historia del arte. Desde la Antigua Roma hasta la Venecia del siglo XVIII. Hay mucho en la Galería Uffizi que ver. Por ello, intentar hacerlo con poca información o planificación consume tiempo y es poco efectivo. Aquí seleccionamos las obras más importantes que no debes perderte.

Tribuna de los Uffizi

Como se dijo anteriormente, la Tribuna es la sala más antigua del museo. Está decorada de manera ostentosa con esmaltes, barnices y conchas. Siempre en torno a la idea de los cuatro elementos naturales. Tierra, aire, agua y fuego despertaban la curiosidad científica durante el Renacimiento. En esta sala se respira el espíritu original de la galería. De hecho, fue la única sala diseñada con el afán de exhibir arte. En el resto de la galería, las obras de arte están ordenadas según los distintos períodos en la historia y por artistas famosos.

Sala del siglo XIII y de Giotto (sala 2)

Esta sala es clave para comprender la revolución artística de la pintura toscana durante el siglo XIII. La mayoría de las obras de esta sala tienen influencia del arte bizantino. Es decir, son pinturas con cuerpos bidimensionales y contornos marcados.

Podemos destacar tres obras maestras: tres Maestà (Virgen María sobre un trono). La Técnica usada en la de temple o témpera sobre madera.

  • Maestà de Duccio di Buoninsegna

Duccio es uno de los principales representantes de la escuela sienesa. Da prioridad al color y a la decoración sobre los dibujos. El gesto de su Madonna Rucellai se suaviza con su misteriosa sonrisa.

  • Maestà de Cimabue

Cimabue es el último artista italiano con influencia bizantina. En su Madonna se pueden apreciar los cambios de influencia. La Virgen, con una pierna apoyada en uno de los escalones del trono, ya anticipa aires de experimentación. Esto culminará con su talentoso aprendiz, Giotto.

  • Maestà de Giotto

De estos tres artistas, Giotto es el auténtico padre del arte moderno. Fue quien abrió las puertas al Renacimiento. Su Maestà, la Madonna di Ognissanti, es muy diferente a las otras dos. El trono donde está sentada proyecta a la vez espacio y forma, lo que dota a la pintura de perspectiva. En la pintura ya se plasman cuerpo y alma, se aprecia una visión más realista del ser humano retratado.

Sala del Gótico Internacional (salas 5-6)

Estas salas presentan la pintura del Gótico Internacional. El estilo se inicia en los siglos XIV-XV. Es la expresión directa del gusto de las cortes reales. Con frecuencia muy sofisticado, elegante, romántico.

Para entender mejor este ostentoso estilo te proponemos la Coronación de la Virgen de Lorenzo Monaco. En la pintura se enfatiza la opulencia de la Virgen coronada, en lugar de la de la corte. También está rodeada de santos, bajo un fantástico arcoiris.

Filippo Lippi (sala 8)

La sala está únicamente dedicada a Filippo Lippi, uno de los protagonistas del Bajo Renacimiento. Sus obras más destacadas son:

  • Retablo Pala del Noviziato
  • Coronación de la Virgen María
  • Virgen con el niño y los dos ángeles

Lippi escenifica figuras esbeltas y elegantes, ropajes ondeantes y cabellos con movimiento. También presta especial atención al contorno.

Salas de Botticelli (salas 10-14)

galeria uffizi obras de arte

Unas de las salas más populares de la galería Uffizi son las dedicadas a Sandro Botticelli. Aunque están actualmente cerradas por la renovación, puedes ver algunas obras seleccionadas en la sala 41, como el Nacimiento de Venus y la Primavera (1484 y 1482, respectivamente). Ambas obras están repletas de un simbolismo que aún hoy nadie ha conseguido descifrar del todo.

Leonardo da Vinci (sala 15)

La fama de esta sala reside en las obras de arte de un joven Leonardo da Vinci. Las realizó antes de marchar a Milán en 1482 para trabajar al servicio del Duque Ludovico “el Moro”. Siendo un joven artista y científico, da Vinci recibió la formación del gran maestro Verrocchio. En la sala hay varias obras, como:

  • Bautismo de Cristo
  • Anunciación
  • Adoración de los Magos

En estas obras se aprecian las particularidades del estilo del joven Leonardo. Especialmente se observa en la intensidad emotiva, las expresiones y el dinamismo que proyecta su pintura.

Miguel Ángel y los Florentinos (sala 35)

Esta sala ha sido ya renovada. En ella encontramos obras desde el Alto Renacimiento hasta el Manierismo, su máxima evolución. La obra de arte que no debes perderte es el Tondo Doni. Miguel Ángel representa la Sagrada Familia, con el niño Jesús y San Juan bautista. De hecho, es la única pintura de Miguel Ángel que queda en Florencia. También es la única pintura que no hizo directamente en la pared. Por esto es el cuadro más visitado de la sala.

¿Por qué es importante? Ha inspirado e influido en varias generaciones de pintores con varios elementos:

  • Los cuerpos de María, José y el niño Jesús se disponen en forma espiral (o serpentina)
  • Los colores que Miguel Ángel empleó en los vestidos son brillantes y muy naturales
  • Las figuras desnudas como fondo de la escena. Muchos historiadores creen que se inspira en escultores griegos. Por ejemplo la escultura Laocoonte y sus hijos. Se cree que pudo tener influencia en Miguel Ángel pues fue descubierta en Roma en su presencia.

Además en esta sala puedes apreciar como Leonardo, Miguel Ángel y Rafael influyeron en un nuevo movimiento: el manierismo. El nombre procede de la palabra maniera, “estilo” en italiano antiguo. Se empezaron a usar:

  • Colores brillantes
  • Poses poco naturales
  • Pinturas que rompen con la simpleza del Renacimiento

Andrea del Sarto (salas 57 y 58)

Andrea del Sarto y Rafael compartían la sala 26 en el segundo piso. Ahora, con el proyecto del Nuevo Uffizi sus obras se han movido a salas ya renovadas. Las de Andrea del Sarto se encuentran en las nuevas Salas Rojas 57 y 58.

La obra de Sarto que no debes perderte por nada del mundo es la Virgen de las Arpías. En ella se aprecia de forma muy evidente la influencia clasicista de Florencia. También se observa la influencia de otros autores como Leonardo, Rafael y Miguel Ángel. Se evidencia la transición de estilos desde el renacentista hasta el manierista.

Rafael (sala 66)

Rafael vivó en Florencia entre 1504 y 1508. A pesar de este corto tiempo, algunas de sus obras más imponentes son de esta época. No te pierdas la Virgen del Jilguero, por ejemplo.

En la obra se aprecia perfectamente el estilo único de Rafael con ciertos tonos típicos de Leonardo da Vinci:

  • Las figuras se organizan de forma piramidal, algo muy característico de Leonardo
  • Más característico de Rafael son los gestos suaves, la belleza en los rostros y la tranquilidad que se respira de la composición.
  • Otra obra que no debes perderte es el conocido Autorretrato de Rafael.

Tiziano (sala 83)

La sala 83 está dedicada a las obras de Tiziano, un destacado artista de la escuela de Venecia.

Gracias a su gran talento dibujando retratos fue contactado con frecuencia por la nobleza. En su estilo destacan el color y las sombras sutiles. Pero también cobran mucha importancia la luz, el paisaje y la relación del hombre con la naturaleza.

En la sala se exhiben diez obras de Tiziano. No te puedes perder la Venus de Urbino, su pintura más famosa.

Caravaggio (sala 90)

Esta sala solo contiene obras del genial Miguel Ángel Merisi. O, más conocido como Caravaggio, un gran artista que murió muy joven: a los 39 años. Entre sus obras de más renombre encontramos:

  • Cabeza de Medusa. Una curiosidad: se rumorea que la cara es un autorretrato del artista cuando era joven.
  • Baco: un joven con una copa de vino. La escena tiene muchos detalles, lo que la dota de un gran realismo.
  • El sacrificio de Isaac. Caravaggio fue el primero en representar los objetos con gran realismo. También supo captar y reproducir el dramatismo en los rostros de sus personajes. Para esto jugó con las luces y sombras en sus composiciones.

Famosas estatuas por los pasillos

galeria uffizi que ver

Aunque en la actualidad la galería Uffizi tiene su fama por la impresionante colección de pinturas, en sus orígenes no fue así. Al principio los florentinos se referían a ella como “la galería de las estatuas”. ¿Por qué? La primera colección estaba formada en su mayoría por estatuas de la Antigua Roma y Grecia.

Cosme el Viejo inició este interés por las antigüedades tan característico de los Médici. Esta tendencia fue aún más evidente con Lorenzo el Magnífico. Incluso fundó el Jardín de San Marcos. En esta academia muchos artistas como Miguel Ángel entraron en contacto con la escultura por primera vez. Desafortunadamente fue el último de los Médici que gozó de estabilidad política en Florencia. Su hijo tuvo que huir de la ciudad cuando se destaparon casos de corrupción en su administración. Incluso sus tesoros fueron saqueados, y, entre ellos, las estatuas.

No fue hasta el mandato de Cosme I, el primer Gran Duque de Toscana, cuando se reavivó el interés de la familia por el arte. Entonces la colección empezó a crecer con nuevas adquisiciones. Gracias a ello se pueden observar hoy en día obras de arte como la estatua de Venus en la sala de la tribuna. También destaca el grupo de esculturas del mito de Níobe, que da el nombre a la sala neoclásica. Además hay numerosas estatuas y bustos a lo largo de los pasillos de la U que forma el edificio.

Horarios de la galería Uffizi

  • Horario habitual: de Martes a Domingo, de 8:15 a 18.50. Los LUNES está CERRADO.
  • La taquilla para comprar las entradas cierra a las 18:05.
  • Entradas gratuitas para todo el público el primer domingo de cada mes. En este día no se aplican las entradas reservadas con anticipación.
  • Días que permanece cerrado: 1 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre.

En caso de que se abra o cierre en otros días no señalados anteriormente, se publicará en la sección de noticias de la página oficial de la galería Uffizi.

Cómo llegar a la galería Uffizi  

Puedes llegar andando desde cualquier punto del centro histórico de Florencia (incluida la estación de tren). Será un paseo de diez minutos. Las entradas se encuentran en la parte izquierda del museo. La taquilla para la compra de entradas está en la derecha, frente al río Arno.

Servicios que ofrece la galería Uffizi

Audioguías, disponibles en español, italiano, inglés, francés, alemán y japonés.

Guardarropa al lado de la entrada. Es obligatorio dejar aquí paraguas, así como bolsos o mochilas grandes. Tampoco se puede entrar con bebidas (agua tampoco). Tendrás que dejarlas en la mochila o el bolso en el guardarropa.

Cafetería. No te preocupes si tienes hambre o quieres tomar algo. La galería Uffizi dispone de una cafetería, situada al final del segundo piso, encima de la Loggia dei Lanzi. Ofrece unas vistas increíbles de la ciudad y el Palacio Vecchio. No dejes de visitar esta cafetería aunque no quieras tomar nada. ¡Merece la pena!

Oficina de correos situada cerca de la salida. Ofrece varios servicios:

  • Servicio postal ordinario
  • Envío de cualquier objeto comprado en el museo
  • Venta de sellos de coleccionista
  • Cambio de moneda

Librería: en total hay tres tiendas en la galería. Dos están cerca de la entrada, y la otra justo a la salida. Podrás comprar guías en varios idiomas antes de comenzar la visita. Para aquellos que quieran más información, una de las tiendas está especializada en publicaciones de arte.

TEN EN CUENTA que deberás hacer tus compras antes de salir del museo. No puedes acceder a las tiendas con una entrada de la Galería Uffizi ya usada.

Servicios para visitantes con discapacidad

museo uffizi florencia

Hay ascensores cerca tanto de la entrada como de la salida, para facilitar el acceso a la Galería Uffizi. Pero pueden resultar algo pequeños, pueden producirse colas al acceso o salida.

  • Para entrar al recinto de la galería en silla de ruedas, accede por Via della Ninna. Se recomienda ir con asistencia.
  • Para entrar en el edificio, la entrada número 1 dispone de una rampa. Este acceso es para entradas reservadas con anticipación.
  • La entrada para billetes comprados allí es la número 2, pero hay un pequeño escalón.
  • En la Galería Buontalenti hay un ascensor que llega hasta la sala 38. Pero necesitas pedir permiso al personal del museo para usarlo. También podrán usarlo otros visitantes con dificultades para subir las escaleras.
  • Si necesitas hacer uso de los ascensores, notifícalo al personal del museo a la entrada de la galería.
  • En caso de que tu silla de ruedas sea demasiado grande para el ascensor, el museo puede prestarte una más pequeña. Hay cinco sillas de ruedas para estas situaciones.
  • El baño para minusválidos está en el tercer pasillo del segundo piso. Necesitarás pedir la llave para poder acceder.

Organización de la Galería Uffizi

La galería consta de tres pisos. La visita comienza en el último piso, que, según los estándares italianos, es el segundo piso. La forma más sencilla de acceder es por la gran escalinata del siglo XVI.

  • En el piso de abajo se encuentran la taquilla y las entradas principales. Estas coinciden con la forma de U que hace el edificio. Cuando entras al museo encontrarás una librería. Ahí podrás comprar libros de historia del arte, libros infantiles o souvenirs, entre otras cosas. Puedes comprar una guía del museo antes de la visita. O pasar tras la visita para comprar recuerdos.
  • En el primer piso hay varias salas interesantes. Por ejemplo, el “Gabinete de dibujos y grabados”. Pero no te detengas en estas salas conforme subes al último piso. Tendrás tiempo de explorarlos después de ver la exposición principal.
  • En el segundo piso están las obras de arte más impresionantes de la colección. Entre las 45 salas de este nivel podrás ver antiguas esculturas y obras de arte de los siglos XIII-XVIII. Muchas de las obras que querrás ver durante tu visita se encuentran aquí.
  • La cafetería se encuentra al final del segundo piso, justo encima de la Loggia dei Lanzi. Es el lugar perfecto para descansar y refrescarte mientras disfrutas de las vistas: distinguirás perfectamente el centro de la ciudad de Florencia. También tendrás una vista panorámica del Palazzo Vecchio.

Planifica tu visita a la Galería Uffizi

La fama del museo no sólo viene de las obras de arte que aloja. Sus colas también son bien conocidas: es uno de los museos más visitados en Italia. Para que tengas una idea más aproximada de lo que suponen las colas, ten en cuenta lo siguiente:

  • Si quieres comprar tu entrada en taquilla, debes hacer esa cola
  • Si habías reservado tu entrada, tienes que esperar para retirarla en el punto de recogida
  • Y, finalmente, tienes que hacer cola para entrar

Mucha gente se revuelve con la opción que ofrece el museo: entrada y visita guiada. No obstante, la relación entre el gobierno italiano y la administración de los museos ha cambiado. Ahora, la página oficial de la galería ofrece información, pero no puede vender entradas.

Muchos vendedores ofrecen entradas sin colas o visitas guiadas, pero no todos ofrecen los mismos servicios. Por ejemplo, algunos venden por internet entradas sin colas, pero aún así debes recoger el boleto físico una vez en la galería.

Las entradas y visitas de DoTravel ofrecen el método más rápido para acceder a la Galería Uffizi. Son los propios promotores quienes recogen tu entrada y te llevan directamente al interior del museo. Aunque siempre es mejor reservar con antelación, a veces también hay entradas de última hora disponibles.

Comentarios