Ah, Barcelona, una ciudad polifacética. Como un astuto espía puede adoptar cualquier forma o personalidad para seducirte. Quizás viajas a esta ciudad por la espontánea simplicidad de la arquitectura modernista. O a lo mejor eliges este destino para seguir las huellas de “La sombra del viento”, la novela de intriga del catalán Carlos Ruiz Zafón. O, ¿quizás encuentras inspiración en “Vicky Cristina Barcelona” para esta aventura improvisada? Independientemente de la razón por la que te encuentras en Barcelona, ya sea la sed por una excitante vida nocturna, un festival de compras o por la historia de la ciudad, hay algo que no te puedes perder. En tu lista de cosas que ver en Barcelona no puede faltar la visita a la Sagrada Familia.

Puedo entender que el turismo tradicional no es para todo el mundo. No obstante, la basílica de la Sagrada Familia ha definido Barcelona y su identidad. Es lo primero que ves desde el avión, cuando está dando vueltas preparándose para el aterrizaje. Te aseguro que una vez que la veas con tus propios ojos ya no necesitarás más razones para visitarla. La Basílica de la Sagrada Familia es la obra maestra de Gaudí de mayor renombre.

Pero la fama siempre tiene un precio. En muchos casos también conlleva mucha información engañosa o imprecisa. Si buscas en google “visita sagrada familia” encontrarás muchos bulos y mucha información contradictoria.

No dejes que los malos consejos arruinen o destrocen tu experiencia. Como amante de Barcelona, creo que no es necesario sufrir el lado negativo del turismo masivo para ver las atracciones turísticas que realmente merecen la pena. Visita la Sagrada Familia y haz de ella una experiencia inolvidable con estos consejos que he recabado para ti.

1. No puedes huir de las colas

visita guiada a la sagrada familia

Otro efecto secundario de la fama es el interés excesivo. Esto se traduce en las infinitas colas que rodean la Sagrada Familia durante horas. Además, cada entrada tiene asignado un horario y tienes un margen de 15-30 minutos para entrar. Así que, cuando finalmente consigues comprar la entrada, es posible que los horarios disponibles sean en dos, tres, cinco horas. O incluso el día siguiente. Sin embargo, una vez has entrado, puedes estar tanto tiempo como quieras.

Sí, hay colas, y sí, son incómodas y lentas, y sí, prepárate para sudar. Pero no son “obligatorias”. Puedes evitarlas siguiendo algunos trucos. Lo primero, puedes comprar tu entrada online con antelación y planificar tu día para llegar a tiempo a la zona. Por otra parte, si no eres de esas personas que lo planifican todo (como yo), olvídate de la fórmula “entrada-oficial-de-la-taquilla-oficial-como-única-opción”. Hay agencias de viajes locales que ofrecen entradas sin colas allí mismo. A menudo incluso puedes conseguir una entrada de última hora, incluso cuando la situación es desesperante.

2.Tienes que comprar las entradas con semanas de antelación

No, no es realmente necesario. Durante los períodos de temporada alta como julio o agosto tendrás que hacerlo con un día de antelación al menos. Pero comprarla con semanas de antelación es llevar las cosas al extremo. En muchos casos puedes comprar tu entrada para la Sagrada Familia desde tu móvil unos minutos antes de entrar. Pero, te repito, no conseguirás este nivel de velocidad si haces tu compra desde la página oficial. Para compras de última hora la mejor opción es recurrir a un tercer vendedor.

3. Si las entradas se han agotado en taquilla no puedes hacer nada

Incluso cuando la taquilla de la Sagrada Familia te dice que no hay más horarios disponibles, puedes simplemente recurrir a otro vendedor. O puedes subir el nivel de tu visita a la Sagrada Familia con una visita guiada. Y, de nuevo, las ovejas negras vienen al rescate. Los terceros vendedores reservan sus entradas con meses de antelación, por eso es muy probable que tengan huecos libres.

Así que, si es tu única oportunidad para visitar la Sagrada Familia, no es necesario que desistas y sucumbas ante la desesperación y la desilusión. Como dije anteriormente, las agencias online ofrecen frecuentemente entradas de última hora.

4. No puedes cancelar tu entrada

Esta afirmación no se aleja tanto de la realidad. De hecho, si compras tu entrada en la página oficial no podrás cancelar o cambiar tu horario. Si no vas a la hora que te han asignado perderás el dinero. Y no hay excepciones.

Pero no todos los vendedores son tan estrictos. Algunos se preocupan más por la experiencia del consumidor y por su comodidad. Después de todo, las vacaciones se tratan de eso: relax y flexibilidad. Por qué no dejar el sinsentido de “todo-en-su-horario” en casa para la vida real.

De hecho, si reservas tu entrada o tu visita guiada con una agencia podrás adaptarla a tus horarios. También podrás cancelarla hasta un día antes de la visita a la Sagrada Familia, con garantía de reembolso íntegro.

5. La visita a las torres no merece la pena

visita la sagrada familia

Mmm… permíteme que lo dude. Ya sabes como la Sagrada Familia moldea la forma del skyline de Barcelona. Pero cómo se ve la ciudad desde las torres – eso es un misterio. Las vistas desde las torres son únicas, parecen casi robadas. Puedes espiar a las turistas que revolotean por el exterior, o puedes indagar en los detalles simbólicos de la fachada más de cerca. Un ascensor te sube, pero puedes bajar andando por la escalera de caracol.

Pero el acceso a las torres se paga aparte, y casi duplica el precio de la entrada normal. Así que, si tienes un presupuesto ajustado puede que decidas no visitarlas. En caso de que el dinero no sea un problema, hazlo, no te arrepentirás.

Quizás estás preguntándote en qué se diferencian las torres de la Sagrada Familia, y cuál merece más la pena visitar. Personalmente te recomendaría visitar la Torre del Nacimiento, que es la parte más antigua del edificio y también la única parte en la que Gaudí trabajó. Además, esta torre incluye un pequeño puente con unas vistas de la basílica impresionantes. Disfrutarás de tu visita a la Sagrada Familia observando todos los detalles que alberga en la fachada.

6. No puedes entrar en Sagrada Familia gratis

sagrada familia por dentro

Alerta de fake news. Viajeros de bajo presupuesto, prestad atención. Hay una oportunidad de visitar la Sagrada Familia gratis. Recuerda que no es únicamente una atracción turística, la Sagrada Familia es una basílica católica de pleno derecho. Por esto, cada domingo a las 9 de la mañana se celebra una misa pública. El servicio dura aproximadamente una hora y, además, se ofrece en varias lenguas.

Durante la misa tienes tiempo de sobra para contemplar el interior de la Sagrada Familia con serenidad, algo que no pueden permitirse los visitantes con entrada. No obstante, las misas en la Sagrada son muy populares, y los asientos son limitados, así que asegúrate de llegar a tiempo. El sistema es bien simple: se accede por orden de llegada. Para asegurarte un sitio deberías estar en la entrada de la Fachada del Nacimiento antes de las 8:30.

7. Mejor época para visitar Sagrada Familia: verano

Para nada. De hecho es la peor época para visitar Barcelona en general. La ciudad tiene exceso de calor y de gente. Casi que explorar la ciudad se vacía de todo placer. La iglesia es espectacular, pero las multitudes limitan las posibilidades de sumergirse en la serenidad, la luz, los colores y las formas.

Si sólo puedes viajar en los meses de verano, entonces hazlo. Pero si estás planificando tu viaje y puedes elegir cuándo ir, lo mejor es a principios de primavera, otoño o invierno. Será mucho más fácil acceder a todas las atracciones turísticas. Tu visita a la Sagrada Familia será más relajada, no te sentirás presionado para salir.

8. No importa la ropa que lleves puesta

No cometas el error de ir a tu visita a la Sagrada Familia en chanclas, camiseta de tirantes o pantalones cortos. Recuerda que es una iglesia, y como tal, se aplican las normas religiosas. Según la web oficial, el código de vestimenta, tanto para hombres como para mujeres, es el siguiente:

  • No se puede acceder a la iglesia con gorros, sombreros o pañuelos que cubran la cabeza. Se exceptúan los casos en que se lleven por motivos religiosos como kipá o hiyab
  • Las camisetas deben cubrir los hombros
  • No se permiten ropas con transparencias o escotes muy pronunciados

En la práctica el código de vestimenta no es tan estricto, especialmente en verano, cuando es muy normal vestir con pantalones cortos. No obstante, esta benevolencia solo se aplica a los visitantes con entrada. Si quieres asistir a la misa, debes cumplir con todos los requisitos.

9. No se puede visitar la cripta dentro de Sagrada Familia

sagrada familia por dentro

De hecho hay dos bulos acerca de la cripta que encontrarás buscando información sobre la visita a la Sagrada Familia. El primero es, como dice el título, que no se puede visitar. El segundo es que se puede acceder en cualquier momento.

Ninguna es correcta. Puedes acceder a la cripta asistiendo a las misas que se celebran a las 9.00 y a las 20.15 durante los días laborales. La cripta abre de 9.00-10.00 por la mañana y de 18.00-21.00 por la tarde. Además, hay misas en vacaciones o en ocasiones especiales. Puedes consultar el horario en la página oficial de la basílica.

10. La visita guiada a la Sagrada Familia es una pérdida de dinero

Mucha gente solo se compra la entrada, pensando que una visita guiada a la Sagrada Familia no añade valor a la experiencia. Personalmente, creo que sí merece la pena. La estructura de la basílica es muy complicada y detrás de ella también hay una historia muy compleja. Leer todas las descripciones es una tarea que se convierte en algo tedioso. Ten en cuenta que vas a leer MUCHO.

Por otra parte, visitar la Sagrada Familia por dentro sin conocer las historias y los símbolos que le dan forma, es un poco aburrido. No resulta fácil apreciar lo que ves sin esta información. Sinceramente es como comprar un libro para ver la portada en vez de leerlo. Para mí la visita guiada fue muy útil. Además, una vez se termina el tour, puedes explorar la iglesia por tu propio pie como tú quieras.

¡La gran final!

Estos son los malos consejos que he escuchado durante muchos años. Se inteligente, no los escuches. Aprovecha al máximo tu visita a la Sagrada Familia.

Si has escuchado otros consejos terribles que no están en la lista, házmelo saber en los comentarios. No hay ningún tipo de límites, ¡intentemos mejorar la experiencias de viaje como mejor sabemos!

SaveSave

SaveSave

Comentarios