Como cada último miércoles de Agosto, el pequeño pueblo aletargado de Buñol, a 40 km al oeste de Valencia, se llena de vida. Las calles del pueblo son testigo de una batalla que lo cubre todo de rojo… ¡De rojo tomate! La tomatina es el mayor festival de lanzamiento de tomates del mundo. ¡Ven a la tomatina 2018 y disfruta de una de las tradiciones más excéntricas de la península Ibérica!

Orígenes de la Tomatina

Los orígenes de la tomatina están rodeados de mucha ambigüedad. De hecho, si preguntas a cada uno de los 9000 habitantes de Buñol, cada uno te contará una historia diferente.

La tomatina no tiene un sesgo político ni religioso, al contrario de lo que ocurre con la mayoría de las fiestas en España. Aunque la historia de cómo comenzó todo varía, se acepta comúnmente que la primera repetición de esta batalla fue hacia 1940.

fiesta de la tomatina (2)

Según una de las versiones más famosas, todo empezó con una batalla de comida que estalló espontáneamente entre un grupo de jóvenes en la plaza del pueblo. La munición: los tomates de las ensaladas. Les gustó tanto tirarse comida unos a otros, que el siguiente año decidieron repetir la experiencia. Pero esta vez trajeron sus propios tomates.

Otro relato cuenta la historia de un músico que viajaba, y que aterrizó casualmente en Buñol. Tocaba tan mal que los vecinos le bombardearon con tomates en un intento de echarle del pueblo.

La tercera historia más popular sugiere que los orígenes de la tomatina están en una fiesta. Pero una que no acabó muy bien. Durante las fiestas del pueblo se desencadenó una pelea masiva. Empezaron tirándose verduras entre los distintos puestos que había. Pero lo que comenzó potenciado por la ira, se convirtió en algún momento en algo divertido. De esta manera, al año siguiente, todos aquellos que habían estado presentes decidieron retomarlo donde lo había dejado un año antes.

Pero el origen exacto de la fiesta no es tan importante. Es el misterio que rodea a la fiesta lo que hace de esta experiencia algo extraordinario y maravilloso.

Apogeo y fama

Bajo el régimen dictatorial de Franco la tomatina fue prohibida por no tener un significado religioso ni político. Pero en 1975, con su muerte, la fiesta se reinstauró rápidamente. Y desde entonces se ha ido celebrando cada año, y ha ido creciendo en reputación y popularidad.

Tales son los niveles de popularidad alcanzados por la fiesta que se ha exportado a escala mundial, y se celebra en otras dos ciudades. La primera en Sudamérica, en la ciudad colombiana de Sutamarchán, que celebra su versión de la tomatina en junio. La segunda, Reno, en el Estado de Nevada de EE.UU. En este caso es la Sociedad Americana contra el Cáncer quien organiza la fiesta para conseguir fondos para la organización.

Pero, ¿qué es la tomatina?

tomatina (2)

Ya sabes que la tomatina es una batalla donde las armas consisten en tomates blanditos. Pero, ¿qué es la tomatina exactamente? ¿Qué se hace el día de la tomatina? ¿Por qué ir a la tomatina 2018?

La fecha de la tomatina es el último miércoles de agosto, cada año. Este año, la tomatina 2018 se celebrará el 29 de agosto.

Buñol es un pequeño pueblo industrial en la Comunidad Autónoma Valenciana. Se encuentra a unos 40 km al oeste de la ciudad de Valencia. La fiesta solía reunir a casi 50.000 asistentes procedentes de todas partes del mundo, y solía ser gratis también. No obstante, en 2013 esto cambió. El principal motivo fue la recesión de la crisis financiera internacional, que había azotado a España, y con ello a Buñol también. Así, se impuso un máximo de 20.000 participantes y el evento empezó a ser de pago. El dinero recaudado con las entradas se destina a pagar los tomates y los varios servicios que se necesitan para asegurar un evento seguro y divertido para todos. Y, por supuesto, también incluye la descomunal tarea de limpieza tras la fiesta.

El “palo jabón”

Como pasa cada año, la tomatina 2018 empezará con el “palo jabón”. Es una parte muy curiosa del evento, que a menudo se olvida entre el caos tomatil que precede a la batalla.

El “palo jabón” es un palo de dos pisos de alto que está engrasado y por el que hay que trepar para alcanzar un jamón que hay justo encima. Y antes de que el festival de comienzo oficialmente, alguien debe coger ese jamón. Así que, antes de las 10 de la mañana, todo el mundo se concentra en la plaza del pueblo. Justo a las 10 en punto una señal marca el inicio de la locura y la gente intenta trepar por el palo.

Es ciertamente un esfuerzo que muy raramente acaba con el éxito de los trepadores. El palo está tan engrasado que es un desafío al que incluso Spiderman le costaría superar. Pero aquellos que se sienten motivados por el reto, escalan unos encima de otros, desesperados por ser el primero que empiece todo el espectáculo.

Es muy frecuente que el jamón se quede colgado encima del palo, sin que haya sido siquiera tocado. Pero esto no importa porque a las 11.00, otra señal marca el inicio del lanzamiento de tomates.

¡Pelea de comida!

tomatina 2018 (2)

En años anteriores se han conseguido hasta 150 toneladas de tomate para lanzar. Enormes camiones los llevan desde Extremadura, donde se cultivan especialmente para la ocasión.

Cuando suena la señal a las 11, comienza el reparto de tomates. Durante el proceso hay gente que ya los va lanzando a la multitud desde los camiones. Una vez todos están armados, todo el pueblo se convierte en una matanza de tomates que durará una hora.

A las 12 suena otra señal, que marca el final de la fiesta. Entonces debes parar de lanzar tomates, inmediatamente. Y todo el mundo se dirige al río. Aquí te podrás lavar y quitar la pulpa, las pepitas y el zumo. Lo puedes hacer en las duchas o meterte directamente en el río.

Mientras, los camiones de bomberos salen y recorren las calles de la ciudad con sus mangueras. Un dato curioso es que la acidez del jugo del tomate actúa como un producto de limpieza natural. Y todas las calles, que habían sido cubiertas por este, quedan relucientes tras el manguerazo de los bomberos.

Normas y reglas

A pesar de la locura aparente, hay normas para participar en la fiesta, y todos los asistentes deben respetarlas. Son simples, directas y de obligado cumplimiento, así que lee atentamente.

Esta es la más importante: antes de lanzar los tomates se deben estrujar. Si no lo haces puedes herir al resto de asistentes, y te encontrarás en problemas. Así que, antes de lanzarlos, debes ablandar tu tomate con un firme estrujón.

la tomatina de bunol

Bajo ningún concepto puedes traer botellas de cristal u objetos puntiagudos. De nuevo, puedes herir al resto de personas, y hay controles.

Cuando estés dentro de toda la muchedumbre, mantén tus manos para ti y tus tomates. Quiero decir, no empujes a otras personas. Estás dentro de una gran masa de gente, y todos estaréis muy juntos. Pero sé considerado y respeta el espacio de los demás.

Mantén las distancias con los grandes camiones de tomate. Sí, en estos camiones puedes repostar tus tomates, pero por tu seguridad, respeta su espacio. Tienen que conducir por calles estrechas y llenas de combatientes. Dependen de que salgas de su espacio para conducir.

Cuando suena la segunda señal que marca el final de la fiesta a las 12, debes parar de lanzar tomates inmediatamente. Aunque sea muy tentador seguir tirándolos, no lo hagas.

Durante todos estos años de celebración de la tomatina no se han registrado heridas graves. Es una fiesta segura y en la que cientos de personas disfrutan cada año del placer de lanzar tomates.

Consejos generales

Vale, antes de ir a la tomatina 2018, échale un vistazo a las normas, reglas y estos consejos generales. Te ayudarán a prepararte para el festival.

Lo primero de todo, consigue algo que te proteja los ojos. Si piensas “son tomates blandos, no va a haber ningún problema”, quizás estés en lo cierto. Pero, piensa en todo el zumo que vas a recibir en cada impacto. Al final no será tan cómodo. Además siempre es mejor prevenir que curar. Así que lleva contigo unas gafas o una máscara de buceo, u otra cosa, pero cúbrete los ojos.

tomatina

Lo segundo: deja el esmoquin y el vestido de la graduación en casa. Es una pelea de comida, vístete acorde con esto. Recuerda lo difícil que es limpiar las manchas de tomate. Así que, asegúrate de que llevas prendas a las que no tengas mucho cariño. Además debes tener en cuenta que el suelo va a ser una superficie muy resbaladiza. Así que lo mejor será que lleves unos zapatos cerrados y que se adhieran bien al suelo. También es importante que lleves solo lo que necesites. Y si estás pensando en llevarte la cámara contigo, te recomendamos que compres antes un protector. De lo contrario, sé consciente de que se dañará.

Entradas para la Tomatina 2018

Puedes comprar las entradas para la tomatina 2018 en la página web oficial por 12€. Si quieres asistir al evento debes comprarlas con antelación. Aunque una vez fuera gratis, tras la recesión y para mantener los niveles de asistencia más razonables, todo el mundo debe comprar su entrada.

Cómo llegar a la tomatina desde Barcelona

fiesta de la tomatina

Si estás en Barcelona a finales de agosto y quieres ir a la tomatina 2018 es muy fácil hacer un viaje hacia el sur.

Para aquellos que dispongan de coche, se tarda aproximadamente 3 horas 45 minutos. El trayecto está bien comunicado y con la ayuda de un GPS será muy fácil llegar. Renfe también ofrece trenes desde Barcelona a Buñol, con un cambio de trenes en Valencia. O puedes ir en autobús, que una vez más, tendrá que parar en Valencia. Esta es la forma más larga de realizar el viaje: durará como 5 horas 38 minutos.

Aunque la fiesta se celebre en Buñol, te recomendamos que te quedes en Valencia. Buñol es pequeño, y la gente que va al festival reserva su estancia en el pueblo con mucho tiempo de antelación.

Visitas y excursiones de un día

Muchos tour-operadores organizan excursiones desde Barcelona a Buñol precisamente por la fiesta de la tomatina. Los precios variarán dependiendo de lo que estés buscando. Puedes buscar online las opciones que mejor se adapten a tus necesidades.

Cuando ya te hayas lavado todo el tomate de tu pelo, entonces podrás tachar la Tomatina 2018 de tu lista de experiencias viajeras. Entonces, ya estás listo para coger un avión y dirigirte a Italia, en concreto a Ivrea donde se sustituyen los tomates por naranjas. Así podrás viajar mientras experimentas distintas peleas de comida.

Comentarios