La Toscana es sinónimo de vino, y hay una buena razón detrás de esto. Aquí, en el norte de Italia, los viñedos se suceden en hileras por las laderas de las colinas. Forman parte del hermoso tapiz de la región. Y no necesitas una guía profesional de vinos de la Toscana para saber que el jugo de las uvas que crecen aquí producen el mejor vino del mundo. Es casi imposible intentar hacer una lista con todas las fantásticas bodegas y enotecas que esconde la región. Pero aquí te presentamos un humilde intento con algunos de los muchos lugares que ofrecen vino italiano que no debes perderte. Si estás de visita en Florencia, te recomendamos dar una vuelta por la región para descubrir lugares y productos sorprendes.

La uva que impera

ruta por la toscana

Pero antes de empezar con esta particular ruta para descubrir los mejores vinos de la Toscana, tenemos que hablar por un momento de una uva muy importante.

El éxito de los vinos de la Toscana se debe a la uva sangiovese. Es justo en esta parte del mundo donde esta variedad crece de maravilla. Antes de pensar en chianti, supertoscano o vino nobile di Montepulciano, centrémonos en esta uva.

La primera mención a esta uva data del siglo XVI, y fue el agrónomo Gian Vettorio Sedorini quien la nombró en uno de sus ensayos. Fue el que primero alabó a la variedad sangiovese por su capacidad para producir un magnífico vino. Pero no se conoce del todo el origen de esta uva. Algunos historiadores han declarado que se remonta a los cultivos de los enigmáticos etruscos. Pero otros dicen que su origen está en la producción de vino de los romanos. Sea cual sea, ya en el siglo XVIII era muy popular y se cultivaba a lo largo y ancho de la Toscana.

En 2004, el Istituto Agrario di San Michele all’Adige descubrió que la variedad es un cruce entre la ciliegiolo y la calabrese montenuovo. Y las dos familias más comunes son la sangiovese piccolo y la sangiovese grosso.

Aproximadamente el 80% de los vinos de la Toscana proceden de la uva sangiovese. Es extremadamente versátil. Además, dependiendo de cómo se cultive puede presentar una gran variedad de calidades. El sabor puede variar desde toques de cereza o de mermelada de fresa hasta pimientos asados o tomates maduros.

Montalcino

vino italiano

Empezamos nuestra guía de vinos de la Toscana con Montalcino. Una localidad situada a 50 km al sur de Siena, en el Val d’Orcia. Se encuentra en una de las cimas que coronan el valle. Y tienen algunos de los mejores vinos de la Toscana y de Italia. En concreto nos referimos al Brunello di Montalcino. Para los aficionados al vino, o para aquellos a los que les gusta el tinto, Montalcino es una visita obligatoria.

Además sus fantásticos vinos, Montalcino es una perla de la Toscana. Es una pintoresca ciudad medieval cuyas edificaciones se han conservado muy bien hasta nuestros días. Es por esto que conocemos su gran riqueza histórica. La ciudad pudo resistir a Florencia hasta después de que Siena hubiera sucumbido a la capital de toscana. Fue por estos esfuerzos por lo que ganó el título de la “República de Siena en Montalcino”.

Hay más de 250 bodegas en el área de Montalcino. Son de las mejores de la Toscana y producen el llamado Brunello di Montalcino. En pocas palabras, en este lugar una buena copa de vino estará siempre al alcance de tu mano.

  • Banfilos mejores vinos de la toscana

Banfi ha jugado un papel vital para situar los vinos de Montalcino en el mapa. Esta bodega se encuentra a 20 minutos del pueblo, y tiene una grandiosa taberna. O si lo prefieres, puedes relajarte en su enoteca adyacente, en el bar que recrea la atmósfera de una típica bodega de la Toscana. Aquí podrás encontrar todo el vino que se produce en Banfi, desde su Pinot Grigio hasta el Brunello Montalcino. Y si quieres llevar alguna botella a casa podrás comprarla allí mismo, o incluso si te gusta mucho puedes llevarte una caja.

  • Podere le Ripi

Podere le Ripi, que pertenece al gigante italiano del café Illy, es uno de los viñedos más biodinámicos. En sus 54 hectáreas de impresionantes paisajes se producen algunos de los vinos más deliciosos y sostenibles. Francesco Illy, el fundador del viñedo, atribuye el distintivo sabor del vino gracias a que el suelo no ha sido sometido a tratamientos. Considera que esto permite a la uva reflejar toda la estructura geológica y química del suelo. Te creas esto o no, sus vinos son realmente excepcionales.

  • Biondi Santi

Se encuentra a cinco minutos en coche desde Montalcino. Aquí se producen los vinos que trajeron al mundo la primera botella de Brunello di Montalcino. Es una de las históricas fincas de Italia. Además, si lo planificas con antelación, puedes reservar las visitas guiadas que ofrecen por sus terrenos. Sus vinos son robustos aunque delicados, y conforme añejan sus características mejoran espectacularmente.

Chianti

vino italiano

Aunque no tengas ni idea de lo que sea Chianti, es muy probable que el nombre te suene mucho. Y si eres de los que visitaste este lugar durante lo años 70, recordarás las protuberantes botellas envueltas en un forro de mimbre. Pero el vino que se produce aquí, cuando se hace debidamente, es magnífico y combina de maravilla con la comida de las trattorias tradicionales. Piensa en platos con salsa de tomate y deliciosa pasta.

La región de Chianti no está perfectamente delimitada, pero se encuentra entre Florencia y Siena. Se extiende por el este hasta Valdarno, y por el oeste hasta el Val d’Elsa. Como ocurre con gran parte del campo italiano, el impresionante paisaje se compone de tonos verdes, colinas ondulantes con hileras de viñedos, olivares y antiguas masías de piedra.

Chianti ofrece algunas de las mejores bodegas de la Toscana. Y es tan extensa que casi no podrás moverte de ella: hay muchísimas localidades muy bonitas donde podrás disfrutar de una maravillosa copa de vino.

  • Greve in Chiantivino italiano

Greve no es la pintoresca ciudad medieval que te imaginas. De hecho, la mayor parte de su arquitectura es muy moderna. Pero cualquier guía de vinos de la Toscana describe a Greve como la puerta hacia la región de Chianti. Además, en septiembre el pueblo celebra una feria de vinos: la Expo del Chianti Classico.

  • Viticcio

Se encuentra en las montañas de las afueras de Greve. Desde Florencia es muy accesible en coche. Y caminando está tan solo a dos kilómetros. Un encantador matrimonio se encarga de la gestión de esta bodega. Aunque su experiencia con los vinos no se remonte generaciones, la calidad del vino que producen habla por sí mismo. Puedes adentrarte en el proceso de la producción y la fermentación con las visitas guiadas que ofrecen. También verás la selección a mano de la uva, y por supuesto, podrás disfrutar de una cata de vino al final de la visita. Para los super-mega-entusiastas del vino, Viticcio también ofrece la posibilidad de crear tu propia combinación de vino, y llevártela a casa.

  • Castello di Amaruta por la toscana

Esta finca se encuentra a 30 km de Siena y realmente merece la pena visitarla. Y si quieres extender tu estancia, en el Castello hay cuatro suites completamente renovadas del siglo XVIII donde puedes quedarte.

El nombre de Castello di Ama procede de su producción de elegantes vinos de taninos firmes. Junto con los calculados métodos de producción, el suelo de piedra esquista con su alto contenido en galestro, juega un papel crucial en la calidad de la uva sangiovese. Además, hay instalaciones de arte contemporáneo esparcidas por esta finca, lo que hace de esta visita una excursión más interesante.

  • Castello di Monsantoun vinedo en la toscana

A lo largo de las 72 hectáreas de estos viñedos se producen unos vinos vivos, ricos y afrutados. Laura, la actual gerente del Castello di Monsanto, se ha basado en la tradición de su familia, pero la ha transformado también. Los vinos producidos bajo su gestión reflejan una gran emoción y pasión. Si quieres visitar esta magnífica finca y sus barricas de roble debes reservar con antelación.

Vinos supertoscanos

Aquellos más ajenos al mundo del vino seguramente os estéis preguntando qué son estos vinos supertoscanos. Es una buena pregunta, con una respuesta muy sencilla. Son vinos de la Toscana tintos en cuyos viñedos se usan variedades de uva foráneas. Es decir, se usan uvas que no son originales de Italia. Hablamos de uvas como cabernet, sauvignon, merlot y syrah. Este tipo de vinos es el resultado de una frustración generalizada hacia las rígidas leyes de producción de vinos, muy reacias al cambio. No cambiaron hasta el año 1992. Desde entonces se permite una mayor creatividad para producir este producto.

Bolgheri

vinos de la toscana

Es el pueblo de donde salió el primer aclamado supertoscano, el Sassicaia. Además ayudó a proyectar a Bolgheri y los supertoscanos en la escena mundial del vino. Esta localidad se encuentra en lo alto de un camino de cinco kilómetros sembrado con cipreses. Adquirió fama gracias al poeta Giosuè Carducci, galardonado con el Premio Nobel. Pero actualmente es más conocida por sus numerosas enotecas, el festival de música de Bolgheri y, por supuesto, la bodega Tenuta dell’Ornellaia.

  • Tenuta dell’Ornellaia

Fue fundada por Marchese Lodovico Antinori en 1981, por lo que es una bodega joven en comparación con las anteriores. Su producción de supertoscanos dio comienzo como una reacción al microclima del área. Al contrario que en Chianti, en Bolgheri la variedad sangiovese no resiste de igual manera. Madura demasiado rápido. De hecho, antes de la llegada de los supertoscanos como los de Tenuta, la región apenas producía vinos tintos. Pero ahora la finca produce finalmente estos ansiados vinos como su Ornellaia, Le Serre Nuove dell’Ornellaia y Masseto. Aunque no sea un grandioso castillo, la finca es hermosa, y los vinos son increíbles.

Scansano

un vinedo en la toscana

Se encuentra en la parte sur de Maremma y es un lugar ideal para los amantes de la actividades al aire libre. Este encantador pueblo medieval se sitúa en la cima de un monte, justo al filo de un desfiladero boscoso. Aquí podrás disfrutar de los increíbles paisajes de sus  reservas y parques naturales. Además la zona no suele incluirse en los itinerarios más típicos, por lo que no hay muchos turistas. Aunque los auténticos amantes del vino viajan a este pueblo de todos los rincones del mundo. Su objetivo es probar y llevarse el vino que le lanzó a la fama: el Morellino di Scansano.

  • Enoteca Scansano

Aunque no es exactamente una bodega, aquí podrás probar diferentes vinos también. El personal es muy simpático y siempre intentan ayudarte a encontrar tu vino (o vinos, si estás interesado) que mejor se adapte a tus gustos. Después de todo, seguro que quieres irte de la Toscana con un par de deliciosas botellas.

  • Terenziun vinedo en la toscana

La finca de Terenzi está a diez kilómetros al sur de Scansano. Aparte del gran vino que ofrece, aquí también puedes reservar una habitación si quieres alargar tu estancia. Los viñedos de la finca son relativamente jóvenes, aunque el ambiente sigue siendo cálido y rústico. La sala de catas es un hermoso espacio diáfano que se abre a una galería con unas vistas espectaculares. Producen ocho vinos distintos. Cinco de ellos son tintos, y el plato fuerte de su producción es el Morellino di Scansano. Es un vino fino, suave y aromático, con toques de cereza y hierbas deshidratadas. Es delicioso y muy fácil de beber: nunca tendrás suficiente.

Y con esto concluye nuestra humilde guía de vinos de la Toscana. Esperamos que te guíe por algunos de los vinos más inolvidables en algunas de las zonas más impresionantes de la Toscana. Salud.

Comentarios